Tres son las Parcas que vuelan reunidas;
son tres que comparten un único ojo;
cuántos más necesitan para ver
que realmente parecéis estúpidos?;
sobre nubes etéreas, que flotando
en el aire, nos persiguen siniestras,
Atropos cortará el delicado hilo
que nos une a la vida (por antojo).
A Laquesis y Clotos las conozco,
ay!, tan demasiado, que las desprecio;
las muecas son inútiles conmigo,
ahora que ya os conozco, son en vano;
de qué os vale arrastraros si sois viles?
(pero también las serpientes se arrastran).

“A tres indeseables. Las Parcas”
Martes 19 de Junio de 2001